Qué es la Osteoporosis

Nuestros huesos contienen colágeno (una proteína), sales de calcio y otros minerales. Cada hueso se compone de una capa exterior gruesa conocida como hueso cortical y una fuerte malla interior de hueso trabecular parecido a un panal de abejas, con sangre y médula ósea entre los puntales de hueso.

Qué es la Osteoporosis

La osteoporosis ocurre cuando los puntales que conforman esta estructura se adelgazan causando que los huesos se vuelven frágiles y se rompan con facilidad.

La osteoporosis está comúnmente vinculada con las mujeres post menopáusicas. Sin embargo tanto hombres, mujeres más jóvenes, como niños y mujeres embarazadas también pueden verse afectados.

Casi una de cada dos mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 se romperá un hueso, debido principalmente a la mala salud de sus huesos.

La osteoporosis significa que algunas de estas estructuras se vuelven delgadas, lo que hace que el hueso sea más frágil y propenso a romperse después de un golpe o una caída leve. Suele referirse a estos huesos rotos como "fracturas por fragilidad". Aunque las fracturas pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo, las zonas más afectadas suelen ser las muñecas, las caderas y la columna vertebral.

El hueso

El hueso está vivo y se encuentra en constante cambio durante toda la vida. El hueso viejo, el que se desgasta es degradado por unas células llamadas osteoclastos y sustituido por células de construcción ósea llamadas osteoblastos, en un proceso de renovación llamado recambio óseo. En la infancia, los osteoblastos trabajan de forma más rápida, lo que permite al esqueleto aumentar la densidad y la fuerza.

Durante este período de rápido crecimiento del hueso, el esqueleto necesita tan solo dos años para renovarse completamente a sí mismo. En los adultos el proceso puede llevar entre siete y diez años.

Información sobre la Osteoporosis

Los huesos dejan de crecer en longitud entre las edades de 16 y 18 años, pero la densidad ósea sigue aumentando lentamente hasta que una persona se encuentra a mediados de los 20 años. En este punto, el equilibrio entre la demolición del hueso y la construcción de hueso se mantiene estable. Después de los 35 años, la pérdida de hueso aumenta muy poco a poco, como parte del proceso natural de envejecimiento. Esta pérdida de hueso se vuelve más rápida en las mujeres durante varios años después de la menopausia y puede conducir a la osteoporosis y un mayor riesgo de fracturas óseas, especialmente en los años posteriores.

La enfermedad ósea

La osteoporosis es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos hasta el punto que se vuelven frágiles y se rompen fácilmente. Las mujeres y hombres que padecen de osteoporosis, se rompen con mayor frecuencia los huesos de la cadera, la columna vertebral y la muñeca, pero en realidad, cualquier hueso puede verse afectado.

En los Estados Unidos, más de 40 millones de personas o bien ya tienen osteoporosis o están en alto riesgo debido a la baja masa ósea que tienen. Este hecho, los pone en riesgo de mayor pérdida ósea y más fracturas. Aunque la osteoporosis puede presentarse a cualquier edad, es más común entre las personas mayores, especialmente en las mujeres de edad avanzada.