Bifosfonatos para la Osteoporosis

¿Cómo funcionan los bifosfonatos?

Los bifosfonatos son medicamentos antirresortivos, lo que significa que retrasan o detienen el proceso natural que disuelve el tejido óseo, lo que resulta en el mantenimiento de la densidad ósea aumentando su fuerza.

Los bifosfonatos pueden ser tomados tanto por hombres como por mujeres.

Marcas de Bifosfonatos

Bifosfonatos para la Osteoporosis
  • Fosamax (nombre químico: alendronato sódico)
  • Actonel (nombre químico: risedronato)
  • Boniva (nombre químico: ibandronato)
  • Reclast (nombre químico: ácido zoledrónico)

Uso de los bifosfonatos

Los bisfosfonatos se utilizan comúnmente para la prevención y el tratamiento de la osteopenia y la osteoporosis. Los bisfosfonatos se utilizan también para tratar otras enfermedades óseas tales como la enfermedad de Paget.

Funcionamiento de los bifosfonatos

Los estudios demuestran que los bisfosfonatos aumentan la densidad ósea y reducen el riesgo de padecer fracturas en los huesos.

Efectos secundarios de los bifosfonatos

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no sienten los efectos secundarios, o bien, son capaces de convivir con ellos. Es muy importante preguntar al farmacéutico sobre los efectos secundarios de cada medicamento que se toma. Los efectos secundarios también se enumeran en la información que viene en el prospecto del medicamento.

Las siguientes son algunas cosas a tener en cuenta:

  • Por lo general, los beneficios de la medicina, como los bifosfonatos, son más importantes que los efectos secundarios menores.
  • Los efectos secundarios pueden desaparecer después de tomar el medicamento por un tiempo.
  • Si los efectos secundarios perduran y surge la pregunta de si seguir tomando el medicamento, debe llamarse al médico. Los médicos tienen la capacidad de reducir la dosis o cambiar el medicamento.

Llamar al servicio de emergencia de inmediato si con los bifosfonatos se tiene:

Bifosfonatos para la Osteoporosis
  • Dificultad para respirar.
  • Urticaria.
  • Hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta.

Llamar al médico si se está tomando bifosfonatos por vía oral y se tiene:

  • Dificultad para tragar (disfagia).
  • Dolor muscular o calambres.
  • Dolor de estómago.

Llamar al médico si se están tomando bifosfonatos por vía intravenosa (IV) y se tiene:

  • La sangre en la orina.
  • Mareos.
  • Cansancio o debilidad inusuales.
  • Dolor muscular o calambres.

Los efectos secundarios comunes de este medicamento incluyen:

  • Acidez estomacal e irritación del tubo que conecta la garganta con el estómago (esófago), si se están tomando pastillas de bisfosfonato. Estos efectos secundarios se pueden evitar siguiendo las instrucciones para tomar el medicamento.
  • Dolor de cabeza, estreñimiento, diarrea y dolor muscular y articular, si estás tomando bifosfonatos por vía intravenosa (IV).

Los bifosfonatos no se recomiendan generalmente a las personas con enfermedad renal grave. El médico comprobará la función renal del paciente antes de prescribir bisfosfonatos, especialmente si se está considerando el ácido zoledrónico (Reclast).

Si se está considerando un bifosfonato que se toma por vía oral, es importante asegurarse de decir al médico si alguna vez se ha tenido acidez estomacal grave o problemas con el esófago.

Para obtener los mejores resultados y reducir el riesgo de irritación del esófago si se toman bifosfonatos por vía oral:

  • La mayoría de estos medicamentos se deben tomar por la mañana con un vaso lleno de agua al menos 30 minutos antes de comer una comida, tomar una bebida, o de tomar cualquier otra medicina. Si el médico prescribe la forma de risedronato llamado Atelvia, debe tomarse después del desayuno con un vaso de agua.
  • Estar sentado o de pie (no acostado) durante al menos 30 minutos después de tomar un bifosfonato. Esto ayuda a prevenir la acidez estomacal.
  • No tomar un bisfosfonato al final del día, si se olvida de tomar por la mañana.

Ponerse en contacto con el médico si se observan nuevas o crecientes problemas con la deglución. Los problemas pueden incluir dolor al tragar o sentir que se tiene un bulto o dolor en la garganta.

Decir de inmediato al médico si se nota dolor en el muslo o en la ingle. Algunas investigaciones sugieren que el tomar los bifosfonatos durante mucho tiempo puede aumentar ligeramente el riesgo de romper el hueso del muslo.

Se han presentado problemas serios con la curación del hueso, sobre todo después de la cirugía dental, en algunas personas que toman bifosfonatos. Si se está tomando bifosfonatos y se necesita una cirugía dental, hablar con el médico.

Si se está tomando bifosfonatos, el médico también podría recomendar que se tomen suplementos de calcio y vitamina D. Pero los suplementos de calcio pueden interferir con la capacidad del cuerpo para absorber los bisfosfonatos, así que debe tomarse el bifosfonato y el suplemento de calcio por lo menos con media hora de diferencia.

Para tomar los bifosfonatos

La medicina es una de las muchas herramientas que los médicos tienen para tratar un problema de salud. Tomar los medicamentos como sugiera cada médico va a mejorar la salud del paciente y puede prevenir problemas futuros. Si no se toman los medicamentos correctamente, puede estar poniéndose la salud (y tal vez la vida de cada paciente) en situación de riesgo.

Bifosfonatos para mujeres

Si se está embarazada, amamantando, o se tiene intención de quedar embarazada, no usarse ningún medicamento a menos que el médico lo indique. Algunos medicamentos pueden dañar al bebé. Esto incluye medicamentos recetados y de venta libre, vitaminas, hierbas y suplementos. Asegurarse siempre de que todos los médicos saben si se está embarazada, amamantando, o se tiene intención de quedar embarazada.

Chequeo para los bifosfonatos

La atención de seguimiento es una parte clave para el tratamiento y la seguridad durante la osteoporosis. Debe hacerse y acudir a todas las citas, y llamar al médico si surgen problemas o dudas. También es una buena idea saber los resultados de las pruebas y mantener una lista de los medicamentos que se toma.