Causas de la Osteoporosis

¿Qué causa la osteoporosis?

Causas de la Osteoporosis

Hay dos tipos de células que están constantemente trabajando en nuestros huesos, contruyen hueso nuevo y rompen el hueso viejo. Hasta nuestra media de 20 años, las células de construcción trabajan más duro, desarrollando con fuerza nuestro esqueleto. A partir de los 40 años, las células de demolición se vuelven más activas y nuestros huesos pierden gradualmente su densidad.

Las mujeres pierden densidad ósea de forma más rápida en los años posteriores a la menopausia, cuando los niveles de estrógeno disminuyen. Esto puede conducir a la osteoporosis y fracturas de huesos.

¿Cómo ocurre la pérdida de hueso?

El hueso es un tejido vivo. A lo largo de nuestra vida, el cuerpo descompone el hueso viejo y lo reemplaza por hueso nuevo. Pero a medida que la gente envejece, se rompe más cantidad de hueso del que se reemplaza.

El interior de un hueso normalmente se parece a un panal de miel, pero cuando una persona tiene osteoporosis, los espacios dentro del panal se hacen más grandes, lo que refleja la pérdida de densidad ósea y la fuerza. El exterior de los huesos largos - llamada la corteza - también se adelgaza, debilitando aún más el hueso. De hecho, la palabra "osteoporosis" significa "huesos porosos".

En algún momento alrededor de los 30 años, la masa ósea deja de aumentar, y la meta para la salud ósea es mantener la mayor cantidad de hueso posible durante el mayor tiempo posible. En la mayoría de las mujeres, la tasa de pérdida de hueso aumenta durante varios años después de la menopausia, y luego se ralentiza de nuevo, pero continúa. En los hombres, la pérdida de masa ósea se produce más lentamente. Pero a los 65 o 70 años, la mayoría de los hombres y las mujeres pierden hueso a la misma velocidad.

A la osteoporosis a menudo se la conoce como "silenciosa" porque la pérdida ósea ocurre sin síntomas. Las personas no saben que tienen osteoporosis hasta que un esfuerzo repentino, un golpe o una caída provoca que el hueso se rompa. Este hecho puede resultar en un traslado al hospital, posible cirugía y, posiblemente, una condición de discapacidad a largo plazo.

Se cree que la causa exacta de la osteoporosis es una combinación de factores que en términos generales pueden dividirse en dos grupos (factores de riesgo fijos y factores de riesgo modificables).

Factores de riesgo fijos

Factores de la Osteoporosis

Los factores de riesgo de osteoporosis fijos son los que no pueden cambiarse, como la edad, el sexo y los antecedentes médicos familiares. Se cree que los factores hereditarios son generalmente el factor pronóstico de si un individuo desarrollará la enfermedad. Los factores de riesgo fijos incluyen:

  • Edad - en la gente jóven el hueso se encuentra sano. El hueso viejo se desgasta más rápido, ya que se pierde en un proceso denominado "remodelación ósea". Cuando el cuerpo de una persona envejece, ya no es capaz de reemplazar el tejido óseo tan rápidamente como se pierde. Esto conduce a un adelgazamiento de los huesos que puede dar lugar a la osteoporosis.
  • Causas hormonales - la hormona femenina “estrógeno” es responsable de mantener la fortaleza ósea. Los niveles de estrógenos durante la menopausia descienden dejando a los huesos más delgados, provocando una disminución de su fuerza original. Por esta razón la mayoría de las mujeres que sufren de osteoporosis son posmenopáusicas. Aunque los hombres también sufren de la pérdida de tejido óseo, la tasa de pérdida es más lenta que en las mujeres y la posibilidad de desarrollar la enfermedad es menor.
  • Genética - los hombres y las mujeres con una historia familiar de osteoporosis, o las mujeres que tienen pequeñas estructuras corporales, están en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Factores de riesgo modificables

Aunque los factores hereditarios juegan un papel importante en la determinación de si una persona desarrollará la enfermedad, los factores de riesgo modificables (aquellos que pueden ser cambiados o influenciados) también contribuyen a las causas de la osteoporosis. Si se está en riesgo debido a factores hereditarios, un estilo de vida saludable puede ayudar a retrasar o prevenir la pérdida ósea relacionada con la edad que puede conducir a la enfermedad. Las causas de la osteoporosis que son modificables incluyen:

  • Dieta – los huesos se reparan y refuerzan gracias a una serie de proteínas y minerales (por ejemplo el calcio y el fósforo) cuando son absorbidos en el torrente sanguíneo. Incluir calcio y vitamina D en la dieta ayudará a asegurar que los huesos estén bien reparados y fortalecidos.
  • Ejercicio - participar regularmente en ejercicios para soportar peso, por ejemplo, caminar a paso ligero o el tenis, puede ser un factor importante en la prevención de la osteoporosis durante la edad adulta, ya que esto ayuda a fortalecer el tejido óseo.
  • Beber y fumar - otra de las causas de la osteoporosis puede ser el uso excesivo de alcohol y tabaco de forma regular. Beber con moderación y no fumar son, por tanto, buenos métodos de prevención de la osteoporosis.
¿Cómo se desarrolla la osteoporosis?

Los huesos están en su punto más grueso y más fuerte en la vida adulta y se renuevan y reparan constantemente a través de un proceso llamado remodelación ósea. Sin embargo, a medida que nos hacemos viejos, este proceso se desequilibra y aumenta la pérdida de hueso. Esto significa que el hueso se rompe muy lentamente con el tiempo y los huesos se vuelven menos densos a medida que envejecen. Este hecho deriva en un hueso más débil y más propenso a fracturarse.