Osteoporosis severa

Tratamiento de la osteoporosis severa

Las fracturas de huesos en la Tercera Edad

Osteoporosis severa

Las fracturas por osteoporosis son las fracturas causadas debido a una disminución de la densidad ósea que se mide por una escala estándar. Debido a las fracturas en los huesos, las personas con osteoporosis pueden sentir un dolor significativo. A medida que se envejece, las personas perdemos densidad ósea, así que las personas mayores son más susceptibles a las fracturas por osteoporosis que los jóvenes. Hay tratamientos disponibles para ayudar a las personas que tienen fracturas por osteoporosis. La opción de tratamiento se selecciona en función de la localización de la fractura, la salud general y la preferencia personal.

Medicamentos para la osteoporosis severa

Los medicamentos para el dolor ocasionado por la osteoporosis pueden ser recetados por un médico para ayudar a disminuir el dolor que puede sentirse debido a las posibles fracturas en los huesos. Los medicamentos tienen efectos y tratan los síntomas y las fracturas localizadas en cada parte del cuerpo.

Actividad y ejercicio para la osteoporosis severa

Cuando la osteoporosis se vuelve severa, sobretodo en personas de la tercera edad, puede que las fracturas por osteoporosis se vean agravada según ciertas actividades físicas. Tanto el paciente como el médico pueden decidir limitar simplemente esas actividades en según que momento. Estas limitaciones a veces, pueden no ser una opción en las actividades y obligaciones de la vida diaria.

Fisioterapia para la osteoporosis severa

Para utilizar la terapia física como una opción de tratamiento para una fractura de la osteoporosis, el paciente debe visitar a un terapeuta físico certificado. Un fisioterapeuta especializado en geriatría puede ser capaz de ofrecer el tratamiento más actualizado. El fisioterapeuta proporcionará una lista de ejercicios que el paciente puede llevar a cabo. El paciente realizará los ejercicios en la clínica de fisioterapeuta en un primer momento. El terapeuta adaptará cualquier rutina y la modificará para adaptarse a las necesidades de los pacientes. El tratamiento maximizará los beneficios, y el paciente será instruido para continuar con los ejercicios en el hogar y se le proporcionará un horario. El fisioterapeuta también ofrecerá un horario para las citas de seguimiento.

Tratamiento de la osteoporosis severa

Corsé para la osteoporosis severa

El corsé es una opción de tratamiento no quirúrgica para las personas con osteoporosis severa. El aparato ortopédico puede ser usado en nuevas lesiones en conjunción con el reposo.

La cifoplastia para la osteoporosis severa

La cirugía es el último recurso en pacientes con osteoporosis que son mayores debido a las complicaciones del período de recuperación. Sin embargo, la introducción de la cifoplastia ha proporcionado una opción quirúrgica menos invasiva a los pacientes. Kamiah A. Walker de Spine Universe describe la cifoplastia como "un tubo delgado que se inserta en la vértebra colapsada". El globo está unido al tubo y se infla para mover la fractura. Esto crea un espacio que puede ser llenado con cemento óseo.

La vertebroplastia para la osteoporosis severa

La vertebroplastia es una opción quirúrgica mínimamente invasiva. El procedimiento utiliza un cemento óseo que se inyecta en las vértebras que se han colapsado. Cuando el cemento se endurece, la fractura se vuelve estable. Esto puede ayudar a aliviar el dolor debido a la fractura. Un beneficio adicional puede ser el fortalecimiento de las vértebras que son débiles antes de que se fracturen.